AEDEEC impone las Medallas Europeas al Mérito en el Trabajo en Madrid
29 julio, 2019
LUÍS MARÍA ANSON INGRESA COMO CONSEJERO DE HONOR EN LA ASOCIACIÓN EUROPEA DE ECONOMÍA Y COMPETITIVIDAD
16 septiembre, 2019
Show all

80 aniversario de una invasión. 80 aniversario del inicio de una Guerra.

Polonia conmemoraba el 1 de Septiembre el 80 aniversario de la invasión de la Alemania Nazi a Wielun (Polonia), y que supuso el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Las consecuencias devastadoras de aquel acontecimiento, en términos humanos o económicos, marcaron un punto de inflexión en el porvenir de Europa y del mundo. Ocho décadas después de aquel terrible conjunto de conflictos, el mundo se sigue preguntando dónde estuvo el origen y si algo así podría repetirse en el corazón del «viejo continente».

 

El 1 de Septiembre, fue una jornada para el recuerdo y el homenaje, pero también para la reflexión y el análisis. Todo lo que somos hoy, como europeos; nuestro formato de desarrollo económico, nuestros patrones culturales, incluso la planificación urbanística de nuestras ciudades o el modelo democrático que hemos estandarizado, pivota por aquella guerra, aún muy presente en el imaginario de una sociedad, que lucha por sobrevivirse a sí misma, dentro de un marco en el que parece que la convivencia está cada día más fracturada.

Muchos analistas ven en las raíces de aquel conflicto buena parte de lo que hoy podríamos estar viviendo en Europa a escala global; modelos políticos erosionados, patrones económicos que generan exclusión, la impresión de vivir en un mundo condenado a desaparecer y el consecuente auge de un patrioterismo banderil y gritón que asegura querer devolver la dignidad al pueblo, poniendo los intereses de los ciudadanos de origen cultural autóctono por delante de cualquier otra contemplación.

Para otros el escenario actual y los posibles conflictos que puedan generarse quedan fuera de nuestra geografía, toda vez que las batallas se libran en otras trincheras. La lucha cuerpo a cuerpo ha sido susituída, sentencian, en el plano puramente económico. Otros sin embargo, constatan que ya vivimos en otra guerra, y que ésta probablemente comenzó -al menos de forma oficial- con el ataque a las Torres Gemelas, aquel 11 de Septiembre de 2001.

Sea como fuere, y contemplando cada teoría como una posibilidad no necesariamente incompatible con el resto, esta fecha que se conmemoraba el primer día (domingo) de este mes de septiembre -que marca el inicio de una temporada-, hace que tomemos conciencia de nuestra vulnerabilidad, de la importancia de revisar nuestro sistema de valores, y de las enseñanzas tan fundamentales que extraímos en los años venideros tras la guerra. Las décadas de los cuarenta y los cincuenta, opacas y grises; sí, fueron también los años de las teorías económicas keynesianas que tanto harían prosperar al mundo. Fueron años de unión y de ilusión, y de colaboración entre distintos países cuyo anhelo era la reconstrucción de un sueño, otorgando a sus ciudadanos las armas necesarias para mejorar su vida. Fueron los años de crear, inventar, reconstruir y fortalecer un tejido industrial a partir de las pequeñas economías como vehículo para reforzar la economía de la sociedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »